Renta, vivienda y sol

Ahora que estamos en pleno período de declaración de la Renta es normal que surjan dudas sobre la fiscalidad de ciertos bienes como las segundas residencias, por eso vamos a intentar aclararlas.

Son muchos los que desean comprar una casa para el verano, lo que conocemos como una segunda residencia,  pero no tienen muy claro cómo tributan este tipo de inmuebles.

Para ir aclarando las cosas vamos a ver los conceptos poco a poco.

¿Qué es una segunda residencia?

Se trata de una propiedad inmobiliaria que no está destinada a usarse como vivienda habitual, sino como lugar para el tiempo de ocio. De ahí que las zonas cercanas a la playa estén entre las más deseadas para adquirir viviendas de este tipo.

¿Cómo tributa en la declaración de la Renta una segunda residencia?

El último cambio legislativo en este tema se produjo en el año 2015, produciéndose un aumento en los impuestos a pagar.

En caso de que el contribuyente tenga una segunda residencia se tributará entre un 2 % y un 1,1 % del valor catastral de la misma. Debes incluir ese porcentaje en la base imponible del IRPF.

¿Se pueden deducir los gastos de comprar una casa para el verano?

Desde el 1 de enero de 2013 ya no es posible la deducción de los gastos asociados a la compra de una vivienda. No obstante, las deducciones que existían antes se aplicaban únicamente si se trataba de la compra de una vivienda habitual, no en los casos de segundas residencias.

Se parte de la idea de que quien adquiere una segunda residencia tiene mayor capacidad económica que aquellos que no lo hacen, por lo que se aplica una fiscalidad diferente.

Deducción del alquiler

Aunque en líneas generales no se pueden deducir los gastos asociados a una segunda residencia, si se pueden aplicar deducciones en caso de que la misma se haya alquilado.

En este caso se pueden deducir la cuantía equivalente al período alquilado de los siguientes gastos:

  • Los intereses del préstamo hipotecario.
  • Los gastos de las reparaciones realizadas y los gastos de conservación.
  • El IBI y la tasa de basuras.
  • Los recibos de la comunidad de vecinos.
  • Importe del seguro de hogar.
  • La amortización del inmueble.

Lo que se declara en estos casos es la diferencia existente entre los ingresos recibidos en concepto de alquiler y los gastos que genera la vivienda.

Si además no se trata de un alquiler vacacional sino de alquiler para que otra persona la utilice como residencia habitual, se puede deducir un 60 % del rendimiento del alquiler.

Por eso es interesante plantearse alquilar la vivienda durante los períodos en los que no le vamos a dar un uso personal. Esta es la única manera de conseguir algún tipo de desgravación de cara a la declaración de la Renta.

Tener una segunda residencia sigue siendo una buena opción

Aunque la fiscalidad de la segunda residencia es más elevada que la de la vivienda habitual, a día de hoy comprar una casa para disfrutar del verano y los días de fiesta en familia sigue siendo una muy buena opción.

El primer paso es elegir bien la zona en la que se adquirirá la vivienda. En el caso de España la Costa del Sol es una de las regiones más atractivas.

Cuenta con una climatología suave durante todo el año y una gran cantidad de horas de luz incluso durante el inverno. Además, durante el verano se puede disfrutar de playas de ensueño y hay ofertas de ocio y entretenimiento para todos los gustos y para todas las edades.

Comprar una vivienda en esta zona es además una buena inversión si te planteas alquilar el inmueble durante los meses que no residas en él. Los precios de alquiler son notablemente más altos que en otras regiones, lo que te permite sacarle un mayor rendimiento a tu inversión. De hecho, hay demanda para pasar temporadas en esta región tanto en verano como en invierno.

Tener claras tus prioridades y conocer la zona son clave para acertar con la elección de tu segunda residencia. Por eso puede resultarte de mucha utilidad contar con el asesoramiento de expertos.

En Allee Spain nuestra prioridad eres tú, así que si estás pensando en adquirir una segunda residencia en la zona de la Costa del Sol o trasladar a esta región tu residencia habitual, estamos a tu disposición para ayudarte a encontrar la casa de tus sueños.

PUEDES COMPARTIR ESTE ARTICULO

Comparte en facebook
Facebook
Comparte en twitter
Twitter
Comparte en linkedin
LinkedIn
Comparte en email
Email