Cuídate

El verano es una de las mejores épocas del año. Ideal para disfrutar del buen tiempo, el mar, la playa, los amigos y la familia. Pero también durante este período se incrementan el número de accidentes domésticos y las incidencias causadas por insectos y animales como las medusas.

Lo bueno es que muchas de estos problemas los podemos evitar si extremamos las precauciones.

A salvo de los mosquitos dentro y fuera de casa

Nadie se libra de las picaduras de los mosquitos. Las más leves no causan más que alguna pequeña molestia, pero en el caso de picadura de mosquito tigre se puede producir hinchazón y dolor en la zona afectada.

Combatir a los mosquitos es extremadamente difícil, pero podemos reducir el número de picaduras si seguimos unos sencillos consejos.

Cuando estemos en el exterior podemos llevar con nosotros pulseras de citronela. Esta planta aromática es uno de los mejores ahuyentadores naturales que existen para librarse de los mosquitos.

Si buscas algo más tecnológico también puedes encontrar pulseras que se encargan de emitir ultrasonidos que nuestro oído no puede percibir, pero que a los mosquitos les resultan molestos y evitan que se acerquen.

En caso de que tu vivienda tenga jardín o terraza puedes instalar un cenador con una mosquitera para poder disfrutar tranquilamente libre de insectos.

Otra alternativa es plantar en el exterior plantas que está demostrado que sirven para ahuyentar a los mosquitos. Es el caso de la citronela, pero también de la albahaca, el tagete, la melisa, la menta de gato  y la lavanda. Todas ellas tienen en común que además desprenden un olor muy agradable.

Protección frente a avispas y abejas

Ya sabes que las abejas son muy importantes para el ecosistema y hay que protegerlas. Si has visto alguna colmena en un lugar en el que no debería haber una, lo mejor es que contactes con las autoridades para que vengan a retirarla.

Si lo que has visto es un avispero, lo mejor es que no lo toques. Existen trampas para avispas muy eficaces que además son ecológicas y que te ayudarán a librarte de estos peligrosos animales si se han instalado en tu jardín.

La mayoría de las trampas funcionan con un sencillo sistema que implica atraer a las avispas con productos dulces y luego no dejarlas salir del recipiente.

Pero abejas y avispas también pueden picarte mientras estás fuera de casa. Si has planeado una excursión al campo, lo mejor es que lleves colores poco llamativos, puesto que los colores vistosos atraen a estos insectos.

Si una avisa o una abeja se posa en alguna parte de tu cuerpo lo mejor es no intentar espantarla. Al no hacerle nada lo más probable es que tras unos segundos salga volando. Si haces algún movimiento brusco o la atacas lo más normal es que se defienda y te muerda o te pique.

En los alrededores de la piscina hay que tener especial cuidado, puesto que el agua atrae mucho a las avispas. En estas zonas en mejor no ir nunca descalzo o revisar muy bien el suelo antes de dar cada paso.

Prevenir y curar picaduras de medusa

En algunas regiones las medusas pueden llegar a ser una auténtica plaga. Cuando su número es elevado las playas suelen izar una bandera que nos avisa de su presencia. Si la ves, lo mejor es que te abstengas de bañarte y vigiles muy bien el suelo por el que pisas.

En el agua podemos hacer muy poco frente a las medusas. En la mayoría de los casos la marea las lleva hacia la costa y el menor roce con ella mientras nadamos puede causar una gran irritación.

Sin embargo, en la arena si podemos poner de nuestra parte para evitar la picadura de las medusas. Hay que enseñar a los niños que se trata de animales peligrosos y que en ningún caso deben tocarlas o acercarse a ellas.

Es conveniente llevar siempre los pies cubiertos con unos escarpines. Así si pisamos una medusa o un fragmento de ella no sufriremos las consecuencias.

En aquellos casos en los que se produce la picadura lo mejor es no tocar la zona y acudir inmediatamente al puesto de primeros auxilios. Los especialistas son los mejor capacitados para tratar este tipo de situaciones.

Ante una picadura de medusa lo que se suele hacer es limpiar bien la zona eliminando todos los restos que puedan quedar del animal, aplicar frío en la zona afectada, dispensar cuidados antisépticos, administrar corticoides tópicos y en algunos casos también antihistamínicos orales.

Cuídate y disfruta del verano

En verano tenemos que mantenernos alerta frente a las picaduras de insectos y animales, pero ya has visto que siguiendo unos sencillos consejos podemos disfrutar de la época estival sin ningún problema.

Esperamos que estas recomendaciones te sirvan de ayuda y le puedas sacar el máximo provecho a esta época del año. ¡Feliz verano!

PUEDES COMPARTIR ESTE ARTICULO

Comparte en facebook
Facebook
Comparte en twitter
Twitter
Comparte en linkedin
LinkedIn
Comparte en email
Email